Per a tothom

Creixem com a persones i fem un mon en pau per a tothom!



domingo, 6 de febrero de 2011

Cuentos del Buho y de la Lechuza. El de la humilde lavandera y el valiente guerrero.

Eran una pareja de la noche el buho y la lechuza, se pasaban las horas contemplando la luna, las estrellas, oliendo las flores y escuchando el croar de las ranas del estanque, al tiempo que se rozaban las plumas desparasitándose y acariciándose con delicadeza y hasta con frenesí. Se procuraban la cena a base de despistados ratoncillos, gusanos y otros insectos, alguna que otra fruta y granos de las mieses. Bebían en el estanque y llegados a este momento, para bajar mejor los manjares, se explicaban anécdotas o cuentos y fábulas que les entretenía hasta que el alba les adormecía en lo alto de las ramas y en el hueco de los árboles, entre las hojas.
Esta vez habló el buho y retomó un cuento viejo como el mundo y bello como las estrellas, el de la humilde lavandera y el valiente guerrero, porque se me olvidó contaros que este cuento habla de un país lejano en el tiempo, un país en el que reinaba un rey y una reina que habían usurpado el trono y por eso todos los vasallos sufrían la injusticia de sus amos.
El rey gobernaba deshorientado, proclamando la guerra a todos los paises vecinos por las más frívolas contrariedades que os podais imaginar. La reina no dejaba que nadie en palacio gozara de libertad ni para tomarse un respiro entre tarea y tarea, ni para gozar de sus familias y de sus amigos. Las fiestas de palacio solo eran una contienda de hechos y de palabras, discutiendo con más ruido, ahogando la música que ejercitaba la orquesta.
Por eso, el pueblo que vivía en casas que no podían reconstruir y con ropas que no podían remendar, la comida era más que escasa y las enfermedades surgían por doquier, suspiraba con la esperanza en un vilo de que algún milagro les salvara de una vez por todas de esa tiranía.
Como ya sabes, le dijo el buho a la lechuza, la lavandera ajena a cuanto acontecía, se dedicaba a su trabajo que no era otro que el de lavar la ropa de la misma reina, y que tenía que hacer con tanto esmero que ni una mancha no solo no se viera, si no que tampoco se adivinara ni se recordara en donde antes estuvo. Sabiendo la gran responsabilidad que tenía se afanaba con ahínco diariamente, dedicando gran parte del día a esta ingrata tarea, con la única y esperanzada recompensa de que la señora reina no se quejara en lo más mínimo.
También el valiente guerrero se ejercitaba a diario en el patio de armas por si su señor rey le llamaba para la guerra, cosa muy probable pues cada día salían soldados a luchar en todas direcciones a los paises vecinos.
El valiente guerrero y la humilde lavandera se conocían de hacía muchísimos años, pero no coincidieron en palacio desde hacía un cuarto de siglo. Por este motivo, sus aspectos habían cambiado mucho, el valiente guerrero acabó teniendo que ir a unas cuantas guerras y la lavandera no levantaba cabeza ni paraban sus manos de tanto jabón y frotar cada día.
Los días y los años habían pasado. El rey y la reina seguían gobernando sin escuchar a su pueblo y sometiéndolo sin descanso.
En todo el reino, las personas a las que más les resplandecía el alma eran la del valiente guerrero y la de la humilde lavandera, aunque sus rostros tenían algún surco que otro.
Un buen día, llegó al palacio un comunicado de un reino lejano, el cual presentaba credenciales a los reyes de nuestro cuento.
Los reyes, no quisieron escuchar, como siempre al correo amigo, así que lo secuestraron y lo amordazaron para que no explicara la verdad al pueblo, así presentaron guerra al país lejano.
La humilde lavandera al ir a recoger la ropa sucia de la reina, encontró al correo dentro de un armario, sorprendida y sin saber qué hacer, pensó que lo mejor era ir en busca del valiente guerrero que conocía de hace tantos años, ¡ojalá lo encontrara en palacio!, se dijo. El guerrero estaba en la sala de armas, limpiando su armadura.
Le explicó la humilde lavandera que había encontrado secuestrado en el armario al correo de un país lejano y que por favor, acudiera a ver de qué se trataba. El guerrero no vaciló, escuchó la noticia de buenas intenciones del guerrero y se sorprendió pues el rey había declarado la guerra también a aquel país que acudía en son de paz.
Armándose de valor, el valiente guerrero comunicó a todos los demás soldados la noticia y la lavandera a toda la servidumbre.
El resultado no tardó en llegar, por fin el pueblo se reunió en la plaza delante del palacio para reclamar sus derechos. Depusieron a esos reyes tiranos y en su lugar eligieron al valiente guerrero y a la humilde lavandera.
El país saltaba de contento y de alegría, los hombres y mujeres pudieron, a partir de ese día celebrar muchas fiestas, recorrer los paises vecinos como turistas y en todos los hogares se instalaron lavadoras.
Ahora, amig@s míos, ¡Colorín colorado, este cuento se ha acabado!.
¡Pssst..Pssst!, creo que, amigo buho, este cuento lo has contado muy deprisa, muy resumido, la historia es más larga.
¿Ah, si, amiga lechuza?, pues de ser así, volveremos otro día a contarlo de nuevo como dice ¡el cuerno de vaca, la pata de cabra, la hoja de olivo, el aire y el viento, hasta el próximo cuento!.

Entradas populares

Etiquetas

8 de Marzo (1) Agua de Mar (1) Amnistía Internacional (2) Amor (1) andalucía (8) animales (4) Antoni Gaudí (1) arte (5) Barcelona (1) belleza (2) bessons (1) blog sobre ciencia (1) blogs (1) Brazil (1) cabello (1) Calendari (1) Casa Milà (1) castells (1) catalans (1) Catalonia (15) Catalunya (9) cine (2) Circo (1) cocina (1) conciencia (1) condonación de deudas (7) contes (1) cooperación (1) Creativo (1) Crecimiento Personal (1) crisi econòmica (1) crisis (1) crisis económica (8) crisis económica europea y de EEUU (6) cuentos del buho y de la lechuza (13) cultura (21) daños y perjuicios (2) Derechos humanos (5) Desahucios (3) Dia de la Dona (1) Día de la Mujer (1) Día Internacional del Niño (1) Divertiment (4) Dones (2) Drets Històrics (1) Ecce Homo (1) ecología (1) economía (7) el agua (1) El Arte (3) El cine libertario español (1) els Amazics (1) enfermedades (1) ERE (1) España (3) Estrés (1) FAO (1) Festes (1) formación (1) foto de pareja de Búhos (1) gemelos (2) Género (1) geografia (13) Gracias (1) guerras (1) hipotecas (6) historia (12) història (10) humanidad (1) humanos (40) humans (6) humor (6) infancia (1) inmigración (1) inmobiliaria (3) l'Art (1) La Pedrera (1) Lengua Andaluza (1) Libertad (1) llegendes (1) Llibertat (1) Los Hermanos Marx (2) matemáticas (1) Medicina (1) minería (1) Modernisme (1) música (5) noticias (14) noticies (2) País Valencià (1) pau mundial (1) Paz en el Mundo (2) pedadogía (1) Picasso (1) Pineda de Mar (1) Pintura (5) Planeta Tierra (1) poesia (7) poesía (4) poesía música (34) policultivos (1) política (1) polítics (1) preguntas/respuestas (1) protectora de animales (1) publicidad particular (1) risa (2) Saber (1) salud (4) Salvador Dalí (4) salvemos a Machote (1) sentimientos (28) Siria (1) sociedad (48) Societat (30) software libre (1) Syria (1) Teresa Forcades y García reina (1) The Rolling Stones (1) toro de lidia (1) Unicef (1) Valencia (1) Vida (1) vivienda (4) Yennayer (1)