Per a tothom

Creixem com a persones i fem un mon en pau per a tothom!



martes, 8 de marzo de 2011

Cuentos del Buho y de la Lechuza: El Tímido Campesino y la Alegre Costurera

-Hola amiga Lechuza, ¿qué tal por aquí?
-Al abrigo del olivo he venido para observar la plenitud de la luna, amigo Buho.
¿A tí cómo te va?
-¡Va!, eso solo,
-¡Bah, no importa querido amigo! Siempre hablando como si no estuviera en tí el cambiar el futuro. Mucho anhelo cuando hablas, pero cuando tienes la oportunidad no te enteras que te están dando la mano. Igual, igual que el Tímido Campesino de nuestra Historia de esta noche brillante.
-Cuentame el Cuento, querida Lechuza, quizá ayudes a disipar mis temores.
-Eso mismo pienso hacer, querido Buho, ¡ahí que va! y a intentar sacar tu caparazón que más bien pareceis una tortuga.
-¡Oh, jo, jo!, ¡me teneis impresionado, comparándome con una tortuga!, a ver si es tan bueno tu cuento!
-¡Atención todos!, porque esto que voy a contaros sucedió no hace mucho en el Mundo de Nunca Jamás, más allá de las montañas, de los valles, de los ríos, de los mares...
Más allá por donde el sol sale, hay un lugar rodeado de bellos parajes, de lindas mañanas y en donde las frutas crecen en los árboles y las gentes sonríen al despertar.
-¡Bello lugar ese, sin duda!
-No me interrumpais amigo Buho, porque teneis que saber que allí y a pesar de tantas magnificencias de la Naturaleza...
-¡...será en otro planeta...!
-...¡os contará el cuento vuestra tía la Rita como interrumpais de nuevo, jocoso amigo!
-¡Qué talante!
-Pues sí, os amo, querido Buho, pero poned mayor atención, ¡el Cuento sucede en un lugar en el pasado y a la vez en el futuro, un lugar atemporal y real al mismo tiempo, en donde los corazones se levantan por el amor!
-Entonces sí que me lo creo, si es por amor.
-Entonces, queridos todos, en ese fabuloso país, todos vivían felices, menos el Tímido Campesino, ¡ay!
Anhelaba el amor de la Alegre Costurera que cuando cantaba los pájaros le hacían coro y mientras cosía el arroyo chispeaba, los peces brincaban y las hojas de los árboles la abanicaban, pues sentada a su sombra cosía y cosía durante largas horas.
El Campesino no sabía cómo declararle su amor, pues se sentía torpe y no merecedor de su cariño, craso error el suyo, pues si la Costurera cantaba era porque bien sabido es que quien canta su mal espanta, por lo que deseaba ser amada por su Campesino querido.
-Cierto, pero siendo así, y perdona que te interrumpa amiga Lechuza, si no tuviera mal que espantar, ya no cantaría esas hermosas melodías, luego, mejor sería que siguiera sufriendo, en pro del arte, quiero decir.
-¡Nada más erróneo!, pues siempre podemos lamentarnos por los males ajenos o colectivos que siempre los hay, observad los telediarios, y no por los más íntimos y personales, que estos bien pueden ser dichosos, si a eso os referís en cuanto al arte. No es que deseara la Alegre Costurera el mal de nadie, eso no. Es más, el Arte bien puede ser alegre.
-¡Oh!
-Llegados a este punto de vértigo, nuestro Tímido Campesino no levantaba cabeza por su abatimiento. Un buen día sacó a la zaga la conversación con un viejo amigo, para ver si este podía ayudarle. El amigo, como tal le animó diciéndole que no hiciera nada que no deseara.
-¡Eso es todo?
-Si, nada más.
-Bueno, ¿y qué pasó?
-El campesino se sentó debajo de un árbol mirando el cielo. Era tal el espectáculo que este le brindaba, tan maravilloso que quedó sentado durante horas.
Pasó un día entero, olvidándose de comer, de dormir. El espectáculo era tan hermoso, que sucedían a las nubes el anochecer y este al alba, el rocío le inundó de minúsculos cristalitos y cuando el sol fue levantando, quedó empapado de agua límpida, como si fuera de su propio sudor. Llegó la tarde y permanecía bajo el árbol para ver qué novedad le volvería a sorprender. Así que en la hora del cénit, una Cigarra comenzó a cantar a su lado. El Campesino pareció que despertaba de un letargo y amonestando a la Cigarra le dijo: ¿Por qué cantais, querida Cigarra?, no veis que entorpeceis a la Bella Naturaleza con vuestros grititos. "¡Oh!", contestó la Cigarra, "debes valorarme mejor, la familiaridad no te lo permite, es porque me conoces de antaño y no comprendes que tanto tu como yo somos parte de esta Bella Naturaleza. Estoy aquí para ayudarte, te he de decir que tu timidez es buena, pues te protege de lo inesperado, no la temas, así también valorarás mis ruidos, como despertador del campo en siega".
El Campesino se levantó, movió la cabeza y pensó, la cigarra me ha dado una pequeña lección, pero no ha resuelto mi problema, bien saben los cielos que anhelo visitar a mi amada y vivir a su lado, pero no me atrevo, más bien me enojo hasta con ella por no poderlo conseguir. Pediré ayuda al Mago.
El Campesino visitó el Mago. Al escuchar su historia, se quedó contemplándolo en silencio durante un rato, 10 minutos, media hora, dos horas.
Por fin, le dijo detrás de tan largo silencio.
"Amigo Campesino, no teneis ningún mal, ningún daño, nada que no sea normal, solo estais sufriendo"
El Campesino no daba crédito, ¿qué le decía?, había amado y por no lograr sus deseos, había llegado a renunciar a su amada y a su mundo, sin conseguirlo. ¿Eso no era nada malo?
"Verás, le dijo el Mago, todos los humanos sufren el mismo problema, el de la inseguridad, quieres saber de antemano cómo será la vida con tu amada Costurera. Escucha tu corazón, él te lo dirá".El Campesino reflexionó un instante y ahora se encuentra en la puerta de su amada convidándola al baile y Colorín Colorado, este Cuento se ha acabado.
-¿Ya?
- Sí amigo Buho, es más, ¡vivieron felices y comieron perdices!.
-¡Imposible, no estaba escrito!
-Sí, en los Anales, donde las vacas pastan y los peces brincan, las arañas hilan y las lagartijas toman el sol.
-¡Amiga Lechuza, estais desvariando!
-Amigo Buho, mira el sol que nos asoma, taparos con el ala que es tarde y al anochecer tendremos que madrugar.
-¡SScchtt!Me estaba durmiendo y me teníais que despertar.

Entradas populares

Etiquetas

8 de Marzo (1) Agua de Mar (1) Amnistía Internacional (2) Amor (1) andalucía (8) animales (4) Antoni Gaudí (1) arte (5) Barcelona (1) belleza (2) bessons (1) blog sobre ciencia (1) blogs (1) Brazil (1) cabello (1) Calendari (1) Casa Milà (1) castells (1) catalans (1) Catalonia (15) Catalunya (9) cine (2) Circo (1) cocina (1) conciencia (1) condonación de deudas (7) contes (1) cooperación (1) Creativo (1) Crecimiento Personal (1) crisi econòmica (1) crisis (1) crisis económica (8) crisis económica europea y de EEUU (6) cuentos del buho y de la lechuza (13) cultura (21) daños y perjuicios (2) Derechos humanos (5) Desahucios (3) Dia de la Dona (1) Día de la Mujer (1) Día Internacional del Niño (1) Divertiment (4) Dones (2) Drets Històrics (1) Ecce Homo (1) ecología (1) economía (7) el agua (1) El Arte (3) El cine libertario español (1) els Amazics (1) enfermedades (1) ERE (1) España (3) Estrés (1) FAO (1) Festes (1) formación (1) foto de pareja de Búhos (1) gemelos (2) Género (1) geografia (13) Gracias (1) guerras (1) hipotecas (6) historia (12) història (10) humanidad (1) humanos (40) humans (6) humor (6) infancia (1) inmigración (1) inmobiliaria (3) l'Art (1) La Pedrera (1) Lengua Andaluza (1) Libertad (1) llegendes (1) Llibertat (1) Los Hermanos Marx (2) matemáticas (1) Medicina (1) minería (1) Modernisme (1) música (5) noticias (14) noticies (2) País Valencià (1) pau mundial (1) Paz en el Mundo (2) pedadogía (1) Picasso (1) Pineda de Mar (1) Pintura (5) Planeta Tierra (1) poesia (7) poesía (4) poesía música (34) policultivos (1) política (1) polítics (1) preguntas/respuestas (1) protectora de animales (1) publicidad particular (1) risa (2) Saber (1) salud (4) Salvador Dalí (4) salvemos a Machote (1) sentimientos (28) Siria (1) sociedad (48) Societat (30) software libre (1) Syria (1) Teresa Forcades y García reina (1) The Rolling Stones (1) toro de lidia (1) Unicef (1) Valencia (1) Vida (1) vivienda (4) Yennayer (1)